Crostini de hummus de aguacate y pollo carloteña

crostini de hummus de aguacate y pollo carloteña

Hoy preparamos una receta fantástica Crostini de humus de aguacate y Pollo Carloteña. Una receta que la tendrás lista en pocos minutos y podrás disfrutar de un bocado delicioso. El humus clásico lo conocéis ya, así que esta es una versión a la que se le ha añadido el aguacate, aporta suavidad, cremosidad y un sabor que no te dejará indiferente. La mezcla con nuestro Pollo Carloteña es fantástica, además de ser perfecta para compartir en aperitivos, almuerzos o cenas. El aguacate es una fruta y verdura, posee multitudes de beneficios para nuestro organismo y ese suave sabor a avellana hace que sea el acompañamiento perfecto para muchos platos. Esta Tosta de redondo de pollo asado al horno quedó estupenda con la mezcla del aguacate, no te la pierdas.

Cómo hacer Crostini de humus de aguacate y pollo carloteña

Ingredientes

  • Pan
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 500g de aguacate maduro
  • 200g de garbanzos cocidos escurridos
  • 1 cucharada de tahini o tahina
  • Zumo de 1/2 limón
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce o picante

Elaboración

  1. Ponemos en el vaso de la batidora o procesador de alimentos el aguacate, los garbanzos bien escurridos y lavados, la sal, la pimienta, el tahini y el zumo del limón.
  2. Trituramos bien hasta que quede una mezcla lisa.
  3. Cortamos unas rebanadas de pan, o podemos usar cualquier pan plano.
  4. En un mortero ponemos el ajo, dos o tres cucharadas de aceite de oliva y machacamos. Podemos añadirle la aromática que nos guste.
  5. Con un pincel pintamos el pan por ambas caras y horneamos unos minutos hasta dorarlo.
  6. Colocamos el hummus de aguacate sobre el pan,  ponemos las lonchas de nuestro Pollo Carloteña encima, añadimos un poco de aceite de oliva y el pimentón dulce o picante.
  7. Ahora solo queda disfrutarlo, un bocado perfecto para compartir con la mejor compañía.

 

Si no encuentras el tahini en el supermercado hacerlo es muy sencillo,  ponemos en un procesador de alimentos o vaso de una batidora 50g. de  sésamo tostado, añadimos un poco de agua y una pizca de sal. Trituramos hasta conseguir una pasta, si la textura es demasiado espesa incorporamos un poquito más de agua, pero no debe quedar  demasiado líquida.

 

 

 

 

Coméntanos.