Importancia hidrtación en verano

18 de agosto de 2022 / Escrito por: La Carloteña
Importancia hidrtación en verano

Aproximadamente entre un 60-70% de nuestro cuerpo es agua. El agua es el principal componente de nuestro cuerpo, participa en el transporte de oxígeno a través de la sangre hacia los músculos, regula la presión arterial, ayuda a la digestión, limpia los riñones… todas importantes funciones vitales.

Y diariamente perdemos unos 2L a través de la orina, heces, sudor… cantidades que, en verano, debido al calor son mayores. Aunque no perdemos únicamente agua, también sodio, potasio, calcio, flúor y otros electrolitos.​​​​​​​

​​​​​​​El cuerpo, de manera natural, compensa esta pérdida trasladando agua de nuestras células a la sangre. Pero si no reponemos el agua que perdemos a lo largo del día, podemos sufrir deshidratación.

Es, por tanto, que si durante el año es importante que bebamos agua para reponer estas pérdidas, en verano, más aún, para evitar el riesgo de sufrir una deshidratación, episodio que es bastante común en la población, sobre todo en ancianos, niños, deportistas y personas que trabajan al aire libre.

¿Cuáles son los principales síntomas de la deshidratación?

  • Sensación de sed y de boca seca
  • Hacer poco pis y que su color sea oscuro
  • Sensación de mareo
  • Dolor de cabeza
  • Calambres musculares
  • Piel fría y seca

¿Y qué cantidad de agua debemos beber?

Según las instituciones sanitarias, es necesario beber en torno a 8 vasos diarios (unos 2 o 2,5 litros).

Nos ayudará a eliminar toxinas, mantener los riñones en buen estado y compensar esta pérdida de líquidos.

Es muy importante además ir bebiendo líquido a lo largo del día, aunque no se tenga sed, ya que la sed es una alarma que nos envía nuestro organismo para indicarnos que está empezando a estar deshidratado.

¿Y puedo beber otra cosa que no sea agua?

Aunque el agua es la opción más saludable y debe ser la mayoritaria, podemos reponer también las pérdidas diarias a través de la alimentación, sobre todo de verduras y frutas (sandía, pepino, coliflor, lechuga…), sopas frías, infusiones frías, aguas aromatizadas, kombuchas, batidos y zumos naturales.

El alcohol, y las bebidas con azúcares y muchos gases no se aconsejan, ya que aceleran aún más la deshidratación.

Resumen de consejos para estar hidratado este verano:

  1. No esperes a tener sed para beber agua. Bebe agua a lo largo del día.
  2. Hay que beber al menos 2L de agua al día. Bebe 1-2 vasos de agua, nada más levantarte. Después del ayuno de la noche y de estar durmiendo es lo primero que debemos de llevarnos a nuestro cuerpo.
  3. Beber agua antes, durante y después de realizar cualquier deporte.
  4. Cuando salgamos de casa es aconsejable llevar una botella de agua encima.
  5. Los niños y ancianos son los principales grupos de riesgo, ya que no siempre saben avisarnos de que tienen sed; para evitarlo debemos ofrecerles agua a menudo.
  6. Es recomendable que las mujeres embarazadas o en época de lactancia, beban 3 litros de agua cada día.

Esperamos que tomes nota de estos consejos que te ayudarán a disfrutar al máximo del verano sin riesgo de deshidratación.