Mini empanadas de pollo carloteña

Consejos de la Buena Cocina

Mini empanadas de pollo carloteña

Qué tal va la semana? Esperamos que la lleves genial, aunque empezar a veces es difícil  que no se te haga demasiado cuesta arriba. Hoy te proponemos una receta muy en nuestra línea, productos ligeros, sanos y realmente apetitosos. Estas mini empanadas de pollo carloteña son muy tentadoras verdad?.

Hemos optado por hacer las empanadas de manera individual así te ahorrarás el tener que estar cortando porciones, una elaboración cómoda a la hora de servir y con la certeza de cada comensal tendrá su parte. Como siempre una receta muy asequible que seguro hará las delicias de los que se sientan a la mesa, seguro que a vuestros hijos les encantarán tambien.

¿Sabéis que nuestro pollo Carloteña está deshuesado a mano? Al igual que los demás productos, nuestros pollos se deshuesan a mano para poder rellenarlos de una manera muy tradicional, tal y como tú lo harías en casa. Cocinados a fuego lento en horno, ajustando el tiempo para conseguir el mejor sabor. Nuestro pollo Carloteña es una opción sana ideal para todo tipo de elaboraciones….ensaladas, nuestras mini empanadas, pasta y como no para bocata o sandwich como este que hizo Raquel, os gusta?.

30 min
4
Media
Prime Plato
Ingredientes
2 planchas de hojaldre
Pollo Carloteña (puedes comprar la cantidad que necesites en la sección de charcutería de tu tienda o súper)
Queso cremoso
Dátiles
1 Huevo

Precalentamos el horno a 180º.

Con ayuda de un cortador o aro de emplatar cortamos las porciones del hojaldre.

Extendemos el queso crema con la parte trasera de una cuchara, sobre cada base del hojaldre, pondremos la cantidad a nuestro gusto.

Cortamos finas lonchas el pollo carloteña o lo compramos directamente en la parte de embutidos ya cortado. Lo ponemos sobre el queso crema distribuyéndolo bien para que haya por toda la base.

Picamos los dátiles en trozos pequeños y repartimos sobre las lonchas de pollo carloteña.

Cerramos con la otra parte del hojaldre y sellamos dando pequeños pellizcos por todo el filo.

Pintamos con huevo batido.

Horneamos a 180º durante 15-20 minutos, dependiendo de cada horno este tiempo puede variar. Una vez las veamos doradas sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.