Trucos para ser el perfecto anfitrión
La Magia del Detalle

Trucos para ser el perfecto anfitrión

Si de verdad quieres triunfar esta Navidad con el maridaje de tus platos, no pierdas de vista estos trucos para ser el anfitrión perfecto.

  • ¿Cuánto vino comprar? Estamos en fiestas y es mejor que sobre a quedarnos cortos, así que calcula unas dos botellas por cada tres comensales, más el dulce de los postres.

  • Ten en cuenta los gustos de los comensales. Si conoces bien a tu familia o amigos sabrás con qué preferencias disfrutarán más en la cena. Un buen anfitrión debe saber amoldarse a sus invitados.

  • La importancia de las copas. Deben ser incoloras y estar bien limpias, sin desperfectos. Sirve los tintos en copa de boca ancha y gran pie, los blancos en otras más pequeñas y altas, y los espumosos en copas de flauta o tulipa.

  • El precio no lo es todo en un buen vino. Hay caldos de excelente calidad a precios competitivos; no dudes en preguntar al personal especializado de la tienda para dejarte aconsejar.

  • La temperatura ideal. Los blancos deben estar a unos 10-12ºC, pero los tintos nunca deben servirse fuera del rango de 14-18C, hasta 12ºC solo los más jóvenes. Los espumosos se disfrutan más a temperaturas casi heladas, alrededor de 5ºC, pero mejor no recurrir al congelador.

  • Decantación. Puedes ahorrarte este paso con casi todos los vinos, salvo los más viejos que suelen formar posos. Si no tienes decantador, hazlo en la copa una media hora antes de probarlos.

  • El servicio. Siempre con delicadeza y sin prisas, girando la botella al retirarla para que no gotee. Ten a mano un paño para limpiar el cuello y retira las botellas vacías.

  • ¿Qué cantidad? Las copas de tinto se llenan no más de 1/3, los blancos y rosados pueden subir hasta la mitad, mientras que los espumosos llenan hasta 3/4 de copa.
  • Si tienes en cuenta estos consejos verás que no es difícil acertar con el maridaje perfecto para realzar el sabor de todos tus platos. Las bebidas ponen el broche de oro al menú que con tanto cuidado has elegido, pero tampoco hay que obsesionarse demasiado. Lo importante compartir esos momentos especiales alrededor de la mesa, por eso queremos ponértelo muy fácil para que disfrutes al máximo con los tuyos estas fiestas.

    Valora esta receta: